Requisitos y categorías de las viviendas de uso vacacional (VUT) en España

En España, hoteles, hostales, apartamentos, campings, etc., están sometidos a una categorización atendidendo sus calidades, habitabilidad, servicios, equipamientos, etc., dando una categoría cada establecimiento e informando al usuario de lo que se va a encontrar, aunque luego de las fotos a la realidad puede haber un abismo, pero si conoce su categoría, podrá saber con qué se va a encontrar y no llevarse sorpresas.



Pero respecto a las Viviendas de Uso Vacacional, no hay una homogeneización, ni categoría global, y cada Comunidad establece sus propios requisitos, creando un gran caos en cuanto a calidad se refiere, dejando que sea lo que nos dice el propietario y los comentarios (cruzando los dedos de que quien pone un comentario tenga la misma opinión y 'estándares' de calidad que nosotros...)

Por ejemplo, en Asturias, tenemos como requisitos de VUT:

  1. Disponer de la cédula de habitabilidad y cumplir en todo momento las condiciones técnicas y de calidad exigibles a las viviendas.
  2. Contar con un seguro de responsabilidad civil que cubra los daños y lesiones que sufra la clientela. Con una cuantía mínima de cobertura de 150.250 €, sin que en su caso la franquicia sea superior a 602 €.
  3. Estar suficientemente amuebladas y dotadas de los electrodomésticos y enseres necesarios para su ocupación inmediata. Con todo el mobiliario, cubertería, menaje, lencería y equipamientos inherentes a las mismas, acorde al número de plazas de que dispongan. En perfecto estado de mantenimiento, limpieza e higiene. Deberá garantizarse la reposición de los enseres necesarios, en su caso.
  4. Disponer de suministro permanente y adecuado de agua fría y caliente sanitaria, y de energía eléctrica y calefacción capaz de alcanzar y mantener una temperatura ambiental adecuada. Así como de un (1) extintor e iluminación de emergencia.
  5. Las habitaciones tendrán ventilación directa al exterior o a patios no cubiertos y algún sistema de oscurecimiento de las ventanas.
  6. El número de baños debe ser proporcional a los usuarios alojados. Cuando no exceda de seis (6) plazas podrá tener un (1) único cuarto de baño, exigiéndose, al menos dos (2), cuando se supere este número.
  7. Las dimensiones mínimas, elementos de equipamientos y cómputo de los metros cuadrados útiles de la vivienda, así como su ocupación, de acuerdo con el número de dormitorios dobles o individuales con los que cuenta, deberán estar en concordancia con lo requerido en la normativa en la que se regulan las condiciones de habitabilidad y seguridad de las viviendas. Está prohibido a los explotadores alojar un mayor número de personas de las que correspondan a la capacidad establecida por el número de dormitorios y ocupación, según los datos incluidos en la declaración responsable. Estos requisitos podrán ser precisados mediante resolución de la Administración turística.

En el precio del alojamiento de tu vivienda de uso turístico se entenderán incluidos:

  1. Suministro del agua.
  2. Suministro de energía eléctrica.
  3. Suministro del combustible necesario para la alimentación de la calefacción, agua caliente y de la cocina.
  4. Limpieza y cambio de ropa de cama y baño a la entrada de nuevos clientes. Deberá efectuarse una limpieza general de la vivienda y cambio de lencería siempre que se produzca una nueva ocupación.
  5. Conservación y reparación de las instalaciones y equipamiento.


En La Comuidad de Madrid, tenemos:

  1. Estar amueblada y equipada en condiciones de uso inmediato.
  2. Comercializarse y promocionarse en canales de oferta turística.
  3. Cederse en su totalidad. No por habitaciones.
  4. Cederse con fines de alojamiento turístico. No con fines de vivienda o residencia.
  5. Comercializarse y promocionarse con finalidad lucrativa. No de forma gratuita.
  6. Cederse un mínimo de tres (3) meses al año de forma continuada.
  7. En cada vivienda debes especificar un número de teléfono de atención permanente, para las consultas que los usuarios puedan plantear.
  8. Es obligatorio que la vivienda disponga de conexión a medios telemáticos y, en concreto, acceso inalámbrico a Internet Wifi. Sin embargo, no se exige que el acceso a Internet sea en todo el establecimiento.
  9. En el precio del alojamiento deberán estar incluidos los siguientes servicios:
  • Suministro de agua.
  • Energía.
  • Climatización.
  • Uso de ropa de cama y baño.
  • Limpieza de habitaciones.


Como vemos, tratan temas muy generales y muchos de ellos, obvios y lógicos para alquilar una vivienda. No especifican mucho sobre habitabilidad, calidad de equipamiento, etc., lo que hace que los usuarios no sepan muy bien qué se van a encontrar; ¿si es más caro, estará mejor en caidad? Esta premisa no tiene por qué ser cierta al no tener una categoría concreta ni unos estándares que hagan que las de más calidad tengan que ser más caras por los equipameintos o habitabilidad que tienen.

Por ello, Sello ISVI ha analizado cómo se categorizan los alojamientos en España, analizado las normativas por Comunidades sobre VUTs , y creado un estándar en cuanto a calidad, habitabilidad, servicios y equipamiento para poder asignar una categoría a las viviendas de uso vacacional y que este sector en auge siga una misma tendencia en cuanto a calidad.

Sin subjetividad, evitamos sopresas...