¿Piensas invertir en vivienda vacacional?

Apostar por el sector turístico sigue siendo una opción que ofrece oportunidades de negocio, como es convertir viviendas en alojamientos vacacionales.

Las zonas más visitadas por turistas son la costa mediterránea y los dos archipiélagos.Aunque capitales como Barcelona o Madrid despuntan en el número de visitantes.

El alquiler vacacional es la alternativa más rentable frente al alojamiento turístico tradicional para invertir en España

Existen zonas turísticas con gran potencial para el alquiler vacacional gracias a una situación ventajosa dentro del mercado inmobiliario.

El mercado inmobiliario sigue incrementando sus precios, por lo que las oportunidades de inversión se reducen progresivamente.

España vuelve un año más a despuntar con sus cifras dentro del sector.

¿De qué país vienen más turistas?

Reino Unido es el principal emisor de turistas a España, en segundo lugar está Alemania y los franceses se sitúan en tercera posición como las nacionalidades que más han visitado el país.

Canarias es el destino preferido en apartamentos, siendo la isla de Lanzarote la que alcanza la mayor ocupación, con el 87% de los apartamentos ofertados.

Cataluña se posiciona como la región más visitada de España. Con cerca de 20 millones de turistas, el noreste peninsular se sitúa a la cabeza de las encuestas del número de turistas en interesados. La Costa Brava y Barcelona se mantienen como dos de las zonas con mayor afluencia turística y de mayor ocupación hotelera y de otros alojamientos turísticos como los apartamentos turísticos, con unos niveles de ocupación en torno al 32% según los datos más recientes.

Andalucía gana puestos con respecto a años anteriores, acercando posiciones con Cataluña y Madrid, ilustra el crecimiento del sector en la capital y alrededores, comenzando a hacerse un hueco entre las regiones más interesantes para los turistas.

El perfil del turista que más emplear el alquiler turístico es mayoritariamente extranjero, concretamente familias procedente del norte de Europa, que buscan un destino de sol y playa, aunque hay un incremento del turista nacional.

¿Debo invertir en vivienda vacacional?

Entre las estancias extrahoteleras, el alquiler vacacional se presenta como la alternativa más rentable y valorada por el turista frente al alojamiento tradicional.

A pesar de la creciente alarma en torno a este sector, la vivienda turística puede coexistir junto al alquiler de larga temporada sin ningún perjuicio para este.

También se ha comentado la relación entre la vivienda vacacional y su impacto en los precios del alquiler de larga temporada. Algo que ha quedado en entredicho para capitales tan polémicas como Barcelona y Madrid o el archipiélago balear.

Son ya tres los años consecutivos que registran un incremento interanual en el número de compraventa de viviendas, concretamente por encima del 10%. Esto ha tenido un traslado directo a los precios, el principal termómetro del mercado.

España está agotando su stock, por lo que se espera un crecimiento de la compraventa de la vivienda de segunda mano. Así como un impulso del desarrollo de nueva construcción. Los síntomas de reactivación del mercado inmobiliario están animando a inversores (en su mayoría españoles) a destinar sus fondos a la adquisición de una vivienda para destinarla al alquiler vacacional.

Las zonas de costa donde el mercado de la vivienda muestra mayor síntomas de recuperación se localizan en las Islas Canarias, Mallorca e Ibiza, Costa Dorada, el sur de Alicante, la costa oriental de Málaga y la costa gaditana entre Tarifa y Conil.

En el extremo contrario, algunas de las zonas donde todavía es prematuro hablar de recuperación, porque se encuentran en una situación de claro ajuste, son la isla de La Palma; la costa gaditana de Algeciras y alrededores; el litoral oriental asturiano y la costa coruñesa.

El Mediterráneo está, por lo general, más avanzado en la recuperación que las costas atlántica y cantábrica. En todas las provincias del arco mediterráneo se detectan ubicaciones donde el mercado de vivienda vacacional evoluciona positivamente, con la excepción de la costa de Granada y buena parte del litoral almeriense, que estarían finalizando su ajuste. También irían un paso atrás en la recuperación la zona norte de las provincias de Girona, Tarragona y Castellón, así como la zona sur de Barcelona y de Valencia.

Junio, Julio y Agosto son los meses con un índice de precios muy superior al resto. Especialmente en zonas costeras. Es también importante considerar los los requisitos legales exigidos en para cada región, ya que la inversión inicial puede oscilar notablemente en función de los requisitos solicitados por cada región (o incluso municipio).

El tipo de vivienda vacacional más demandadas son variadas en función del destino. En su mayoría el alojamiento ronda entre 1 y 3 semanas.

  1. Villas o chalets son los más demandados para destinos de costa. Estas propiedades son las favoritas para las familias gracias a los espacios abiertos y fácil acceso para coches.

  2. Pisos y apartamentos. Son las viviendas más empleadas para zonas urbanas. Ideal para escapadas.

  3. Adosados. Este tipo de viviendas aportan el tipo de independencia y libertad que las familias buscan durante sus vacaciones.

Junio, Julio y Agosto son los meses con un índice de precios muy superior al resto. Especialmente en zonas costeras. Es también importante considerar los los requisitos legales exigidos en para cada región, ya que la inversión inicial puede oscilar notablemente en función de los requisitos solicitados por cada región (o incluso municipio).

¿Dónde hacerlo?

Zonas como Alicante y Castellón en la costa valenciana o Cádiz y Málaga han sido las regiones con mayor tendencia a la compraventa de inmuebles destinados a segundas viviendas con fines vacacionales.

Definitivamente, el litoral y la cercanía a las capitales de provincias son las zonas favoritas para destinar las viviendas al alquiler vacacional.

Madrid y Barcelona, aún siendo dos de los destinos más visitados, también es donde se espera una subida acusada del precio del metro cuadrado. Pasa de forma similar en las provincias de Málaga, Alicante y Tenerife.

Por otro lado, las zonas más visitadas de España donde la oferta de viviendas vacías disponibles es mayor, es donde una posible inversión sería más acertada. El precio de la vivienda competirá con el de otros inmuebles y crecen las oportunidades de negociación.

¿Cuánto puedo ganar con mi alquiler vacacional?

Aunque estos datos deben tomarse como un valor orientativo, el precio de una vivienda vacacional en el mercado fluctúa notablemente en función de factores como la accesibilidad, el estado de la vivienda, mantenimiento, limpieza, consumo, etc. Además, hay que considerar los costes asociados a la vivienda, así como el pago de tasas en las regiones que lo requieran.

Los precios de un alojamiento vacacional en las costas españolas pueden variar en función de la provincia y temporada escogida para anunciarse. Destinos como Costa Dorada, Costa Blanca y Costa de la Luz se sitúan entre los tres destinos más caros, por lo que tras la inversión en una vivienda, el retorno de la inversión podría optimizarse más fácilmente. Especialmente durante la temporada alta, con viviendas vacacionales que superan los 1.000 euros por semana.

Junio, Julio y Agosto son los meses con un índice de precios muy superior al resto. Especialmente en zonas costeras. Es también importante considerar los los requisitos legales exigidos en para cada región, ya que la inversión inicial puede oscilar notablemente en función de los requisitos solicitados por cada región (o incluso municipio).

Ya hay mychas plataformas para anunciarse (tipo airbnb) y otras para gestión, limpieza, check in, decoración, etc., que ye ayudan a mejorar y optimizar tus ingresos.


Es por ello, que Sello ISVI apuesta por una homogeneización a nivel nacional creando una categorización de las VUT que oriente al cliente sobre la vivienda que realmente va a alquila. Esta categorización ha llevado más de dos años crearla y se ha basado en los estándares de calidad dehoteles, apartamentos y turismo rural (sectores ya categorizados en España), adaptando a la realidad de las viviendas de uso turístico en este país y manteniendo el nivel de calidad que hace de España un país de excelencia turística.