Destino VUT: pueblos con encanto de Andalucía

Andalucía es el punto de encuentro entre España y África, una tierra caracterizada por el afable carácter de sus gentes, sus más de 900 kilómetros de costa, sus frondosas montañas y sus cumbres nevadas.

Los pueblos de Andalucía con su encanto y color, calientan nuestros corazones, para que la noche se vista de plata y las estrellas brillen en honor a su historia.

Esta región sureña tiene una luz especial que encontraremos en cada uno de estos pueblos que merece la pena visitar al menos una vez en la vida.

Andalucía cuenta con una oferta de alojamientos de una calidad inigualable, tanto en oferta hotelera, campings, apartamentos,  como en viviendas de uso turístico - VUT -, con más de 146.000 plazas en VUT ( datos de la Junta de Andalucía de 2017)


Vamos a conocer un poco esos destinos especiales de esta Comunidad:

JÚZCAR (MÁLAGA)

El Museo Micológico de Júzcar es una parada obligada para los visitantes que quieran iniciarse en el mundo de las setas o aumentar sus conocimientos sobre esta disciplina. En sus instalaciones alberga un recinto expositivo, un punto de información turística y un centro cultural. Además en este municipio se suelen organizar jornadas micológicas y es un destino referencia para los amantes del micoturismo.

SETENIL DE LAS BODEGAS (CÁDIZ)

El principal atractivo de esta población del nordeste de la provincia de Cádiz reside en el singular entramado de sus casas, algunas de las cuales se funden con las rocas, brindando un aspecto de viviendas semi-trogloditas.

PAMPANEIRA (GRANADA)

La localidad de Pampaneira se sitúa en pleno corazón de la Alpujarra granadina, en el barranco de Poqueira. Este pueblo de casitas blancas es idóneo para probar el "plato alpujarreño", una de las delicias de la zona compuesto por patatas a lo pobre, huevos, pimientos y un surtido de embutidos.

ALÁJAR (HUELVA)

En torno a un manto de bosques de encinas, alcornoques y castaños se halla este pequeño pueblo blanco de apenas 800 habitantes. Allí se eleva la Peña de Arias Montano, declarada Bien de Interés Cultural, que toma su nombre del asesor del rey Felipe II, quien acudía a este lugar en busca de paz y retiro.

CASARES (MÁLAGA)

Ciudad natal del célebre político español Blas Infante, Casares es considerado uno de los pueblos más hermosos de España. Se asienta en lo alto de un cerro entre la Serranía de Ronda, la Costa del Sol y el Campo de Gibraltar, por lo que su paisaje es tan variopinto como espectacular.

PRIEGO DE CÓRDOBA (CÓRDOBA)

Ciudad del agua y del barroco, sus dos principales cualidades. En esta señorial población cordobesa destacan la Fuente del Rey y las iglesias de las Angustias y de San Pedro.

Destacar el Sagrario de la iglesia de la Asunción, una de las obras maestras del barroco español, fue realizado por Francisco Javier Pedrajas, entre 1772 y 1784, y es Monumento Nacional desde 1932.

CARMONA (SEVILLA)

Apenas 30 kilómetros separan esta población de la capital sevillana. En Carmona, bien vale la pena dedicar un rato a las murallas y a contemplar monumentos como Los Alcázares, la Puerta de Sevilla y la Puerta de Córdoba.

LA IRUELA (JAÉN)

En las inmediaciones de la Sierra de Cazorla nos topamos con este singular pueblo que descansa bajo los restos de un castillo templario, enclavado en la cima de una peña. La imagen de esta fortaleza que mira hacia el vacío es casi sobrecogedora.

LUCAINENA DE LAS TORRES (ALMERÍA)

El mayor atractivo de este pueblo situado en la Sierra Alhamilla son, sin duda, los hornos de calcinación, que dan fe de su pasado minero. Representa un interesante recorrido que se extiende a lo largo de 2,5 kilómetros.

IZNÁJAR (CÓRDOBA)

Al sur de la provincia cordobesa y rodeado de campos de olivos, se localiza este pueblo que mira al embalse homónimo. El broche de oro lo pone el castillo que se alza vigilante sobre Iznájar.

ESTEPONA (MÁLAGA)

Estepona se ha convertido en uno de los principales focos de turismo de la Costa del Sol por sus playas bien acondicionadas y su puerto deportivo. Para disfrutar del aire más puro, nada mejor que acercarse al Paraje Natural de los Reales de Sierra Bermeja.

MARCHENA (SEVILLA)

La llaman "Bella desconocida", así que lo mejor para conocerla es empezar a recorrer las murallas y las iglesias de Santa María de la Mota y San Juan. Marchena, además, es considerada cuna del flamenco.

GRAZALEMA (CÁDIZ)

Grazalema es el pueblo más alto de la provincia gaditana y también el más accidentado. Se localiza en el corazón de la sierra homónima, que ofrece parajes de excepcional belleza natural. Grazalema ostenta el curioso récord de ser el municipio con mayor índice de lluvias de la península.

LEPE (HUELVA)

El humor ha estado tradicionalmente ligado a esta localidad onubense, protagonista de incontables chistes. Su mayor fama, no obstante, le viene gracias a las playas como Nueva Umbría, de arena fina y blanca, todo un paraíso para los amantes del naturismo.

FRIGILIANA (MÁLAGA)

Un coqueto pueblecito blanco localizado en la ladera de la Sierra de Almijara. Precisamente su ubicación lo convierte en un balcón que ofrece unas increíbles vistas del entorno y del Mar Mediterráneo.

ÚBEDA (JAÉN)

Úbeda se encuentra en la privilegiada lista de ciudades Patrimonio Mundial de la Unesco. Cuenta con una de las plazas más hermosas de España: la plaza Vázquez de Molina. En torno a ella están la Capilla del Salvador y el Palacio de las Cadenas, sitios de visita obligatoria.

OSUNA (SEVILLA)

Ciudad universitaria, Osuna tiene una serie de imprescindibles como la Colegiata de Santa María de la Asunción o el Convento de la Encarnación. No tanto para la vista y más para el estómago, son típicas las "repapalillas de bacalao" o el "cocido ursaonés".

ZUHEROS (CÓRDOBA)

Su situación a los pies de la Sierra Subbética, confieren a Zuheros una atmósfera única, cuyos mayores reclamos son el Castillo de Zuheros y la Cueva de los Murciélagos.

CONIL DE LA FRONTERA (CÁDIZ)

La Costa de la Luz gaditana acoge una pequeña gran joya llamada Conil que no solo destaca por sus playas de arena blanca y calas, sino también por monumentos como la Torre de Guzmán y la iglesia de Santa Catalina, además de espacios naturales como el pinar de Roche.

MONTEFRÍO (GRANADA)

Montefrío ha crecido a la sombra de un peñón coronado por la fortaleza árabe y la iglesia de la Villa, dando lugar a una estampa tan increíble como admirable. Desde aquí se puede acceder fácilmente a la Peña de los Gitanos, un completo conjunto arqueológico que alberga restos que van desde el Neolítico hasta la Edad Media.

VÉLEZ-BLANCO (ALMERÍA)

El Indalo es el símbolo de Almería, cuyo origen lo encontramos en Vélez-Blanco, en concreto en la "Cueva de los Letreros", en la que se halla esta pintura rupestre que representa a una figura humana. Su rico patrimonio arqueológico es precisamente el mayor reclamo de esta villa almeriense.

ESTEPA (SEVILLA)

La ciudad de los dulces por excelencia y también del aceite de oliva con denominación de origen. Estepa es también una población cargada de historia. No hay más que asomarse desde el Castillo para comprobar la belleza que alberga.

TORROX (MÁLAGA)

Torrox es considerado el lugar con el mejor clima de Europa. Además de sus playas, este municipio de casas blancas tiene algunas paradas obligatorias como el yacimiento romano del Faro o la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación.


CAZORLA (JAÉN)

Cazorla goza de una situación privilegiada, estando en el centro del Parque Natural del mismo nombre. Constituye una parada obligatoria para los aficionados al senderismo y amantes de la naturaleza pues, de hecho, es uno de los espacios naturales más visitados de España.

ÉCIJA (SEVILLA)

Écija es la "sartén de Andalucía", aunque también es la ciudad de las torres. Entre los monumentos más importantes encontramos los palacios de Peñaflor, de Benamejí y de Santaella, además de la iglesia de Santiago.

RONDA (MÁLAGA)

La localidad se asienta sobre el Tajo de Ronda, un vertiginoso desfiladero para admirar cuando cruces el Puente Nuevo y camines por la Alameda del Tajo. Popular tierra de bandoleros, Ronda alberga tesoros como la medina árabe o la monumental y más antigua Plaza de Toros.

SALOBREÑA (GRANADA)

Bello lugar de la Costa Tropical granadina en el que destaca el Gran Peñón, junto a sus cuidadas y animadas playas. Goza de un clima subtropical templado, perfecto para el cultivo de frutos tropicales como las chirimoyas y los mangos.

MOJÁCAR (ALMERÍA)

Para muchos es el pueblo más bonito de la provincia almeriense. Lo que sí está claro, es que Mojácar debe gran parte de su belleza a su coqueto casco antiguo encalado y a su localización, en plena Sierra Cabrera.

LEBRIJA (SEVILLA)

Lebrija vio nacer a Antonio Nebrija, autor de la primera gramática de la Lengua Castellana, por ello, no es de extrañar, que el municipio tenga gran importancia histórica. Los sitios imperdibles son la iglesia de Nuestra Señora de la Oliva, las ruinas del castillo y "La Giraldilla", copia de la Giralda de Sevilla.

Un lugar destacable por su arte, cultura y gastronomía.

PIÑAR (GRANADA)

De su pasado más remoto, son testigo los yacimientos arqueológicos de las cuevas de la Carihuela o Carigüela, de las Ventanas y del Puntal, y del Tajo del Águila, restos de un pasado que, como en toda la Hoya de Guadix y su entorno, manifiestan la importancia de este territorio en el nacimiento de las primeras culturas, que luego darían lugar a los pueblos ibéricos. Lugar cargado de historia, sus restos medievales hablan también del papel estratégico que jugó la fortaleza de Piñar, castillo árabe declarado hoy Monumento Nacional.

BAEZA (JAÉN)

Baeza entró en esa preciada lista del Patrimonio Mundial por su arquitectura, y especialmente por la arquitectura renacentista que erigió a lo largo del siglo XVI, monumental, dorada, que pervive hoy intacta en el edificio de la Catedral, de Andrés de Vandelvira, en la sede de la Universidad o en el actual Ayuntamiento, que fue primero cárcel. Estos edificios se añadieron al patrimonio gótico y románico que ya adornaba la ciudad, y se cuentan entre los primeros edificios renacentistas de la España de Carlos V.

ALMUÑÉCAR (GRANADA)

Entre montañas y un valle fértil, donde los cultivos tropicales se han desarrollado a lo largo de la historia, se encuentra el bonito pueblo de Almuñécar, uno de los destinos turísticos más populares de la Costa Tropical de Granada.

Feria, conciertos, actividades infantiles y una procesión marítima que desembarca en tierra a la Virgen (quien es recibida con un espectacular castillo de fuegos artificiales) amenizan la vida del pueblo durante una semana, y atraen aún más a turistas y visitantes.

ARCOS DE LA FRONTERA (CÁDIZ)

La puerta de entrada de los Pueblos Blancos, es una de las joyas de la provincia de Cádiz. Destacan sus calles estrechas llenas de recuerdos de cuando reinaban los musulmanes y de aquel olvidado reino de taifa que marcó su arquitectura. Es una maravilla ver esas iglesias, palacios y conventos creados durante la pujante época cristiana sin dejar de ver esas casas blancas dominando el horizonte andaluz.

NERJA (MÁLAGA)

En el centro del pueblo podremos disfrutar de uno de los lugares más emblemáticos a nivel nacional, el paseo del Balcón de Europa, donde podrás disfrutar de unas magníficas vistas al mar mediterráneo y a la mayor parte del litoral nerjeño, al estar situado en lo alto de los acantilados.

Patios interiores, fachadas encaladas con calles adoquinadas y empedradas que hacen de él un sitio ideal para pasear.

OLVERA (CÁDIZ)

Esta localidad se incluye en la "Ruta de los Pueblos Blancos" y se extiende a la sombra de un impresionante castillo. De origen nazarí, Olvera no puede entenderse sin un recorrido por el barrio de la Villa, en el que se alza la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación.

VEJER DE LA FRONTERA (CÁDIZ)

Ha existido durante siglos. Fue el hogar de fenicios, cartagineses y romanos. En el año 711 los visigodos perdieron el control de la ciudad ante los musulmanes, que la ocuparon hasta el siglo 13 cuando fue conquistada por Fernando el Católico. Este pequeño pueblo a orillas del río Barbate sorprendentemente no está invadido por los turistas, y es tan histórico como hermoso.

__________________________________________

Puedes dedicarte sólo a disfrutar de estos destinos si reservas tu alojamiento rural o tu VUT con Sello ISVI, auditorías de calidad y mystery guest de VUT y Turismo Rural.